Sábado 24 de Junio de 2017
Selecciona tu Ciudad -> Cordoba - Rosario
Por palabra clave
Por mes
Por año
Por Nro.  #

Las Rosas, Noviembre 2008 - N° 144

Cine

Cine | Publicado 30 de Junio, 2009

0.00 votos

Cine barato y berreta

6510 visitas | 0 comentarios




El cine Clase B apareció entre los años 1930 y 1960, aunque la realidad es que se siguen manufacturando hasta el día de la fecha. Serie B es una película realizada con bajo presupuesto y actores principiantes, no reconocidos o en decadencia. Se asocia comúnmente a producciones de baja calidad.
Quiero hacer una aclaración. A no confundir cine barato y berreta -el mediocre-, con la vertiente de cine bizarro, es decir con aquella película hecha mal a propósito. Lo bizarro es una cualidad muy utilizada por el cine actual ya que se ha generado unas escenas sin precedentes con legiones de fanáticos en el planeta.
Al término de la década del ’50, aparece un subgénero del cine clase B, el llamado cine Z, que tiene un presupuesto bastante más corto e improvisado que el anterior. Plan 9 del Espacio Exterior (Plan 9 From Outer Space, 1959) de Edward D. Wood Jr. -considerado el peor director de la historia de Hollywood-, fue el génesis de los films serie Z. Esta película iba a ser protagonizada por un desvalorizado Bela Lugosi, pero al fallecer fue reemplazado por el quiropráctico de la esposa de Ed Wood, que permaneció durante toda la película con un velo sobre su cara. Con respecto a la credibilidad-movilidad-seriedad de las naves espaciales quedaban visiblemente en duda, se le podían ver los hilos agarrando y balanseandolás sin ninguna vergüenza.
Estrenadas directamente en video o en el videocable, en este estilo de películas se ven las marcas de un star system fallido, todo es parodiable o fácilmente copiable. Cualquier tópico emergente es motivo de emulación del cine berreta. Pensemos en los policiales, las películas de artes marciales (orientales, norteamericanas y ¡Argentinas!), el cine de terror con insectos asesinos, serial killers, los films pornográficos, ciencia ficción descartable, comedias paupérrimas, etc. Todo, absolutamente todo, da para la incursión.

Una cuestión de estilo
Películas como Martes 13, Un Hombre Lobo Americano, Reanimator... mostraban una veta bizarra, empezaban a lucir los efectos especiales y que mostraban el terror, de alguna manera, como una cosa más gráfica y visceral. Sin embargo, erróneamente se confunde a estos títulos como baratos y berretas. Lo cierto es que se trata de películas con detalles dejados adrede para el apego de la audiencia. El cine berreta intenta encontrar la seriedad y termina procreando una bazofia increíble.
Existen películas en versión barata que se han querido colar del éxito de algún Block Busters (para los amigos: “tanques de Hollywood”). Algunas aprovechando que los derechos de autor vencieron, explotando la idea haciendo la misma película pero en versión más barata y cachivache. Muchas veces llevan al espectador a confundirse y terminan viendo esa imitación del éxito estrenado. A este tipo de películas se las denomina “Block Blunders”.
Las leyendas urbanas definen que casi todas las filmaciones de películas berretas arrancan de dos maneras. Casi todas son filmadas en video, con una calidad más o menos mostrable. Grupo de amigos que se juntan para hacer cosas fuera del circuito comercial. No se usan decorados, no se usa iluminación, no se usan tomas de sonido. La otra posibilidad es que productores sin experiencia pongan dinero en pos de hacer más, pifiándole en elección de cast, escenarios, guión, etc., quedando bastante distante del cometido. Resulta imponderable, en cualquier caso, el hecho de que aparezcan, casi gratuitamente, mujeres desnudas. Las tramas están repletas de todos los clichés del cine mundial, los malos son siempre latinos o rusos (obviamente son narcotraficantes o traficantes de algo), los policías son duros de roer pero con un corazón de oro, siempre explota algún elemento incinerante, hay vuelcos de autos gratuitos, los monstruos son de saldo y una infinidad de etcéteras.
La respuesta de ¿porqué muchos canales pasan cantidades de estas películas? Es simple. Los derechos para pasar las películas varían según presupuesto y respuesta del público, por lo que el pago de los servicios de opus clase Z tienen costos módicos. Con el dinero con el que se consigue pasar una vez una gran película, cualquier canal puede comprar una película berreta y pasarla hasta el hartazgo. Ahora entiendo todo.





© 2003-2017 · Las Rosas Online ® · Términos y Condiciones | SEO | Optimizado para Mozilla Firefox e IE8.